Cómo vestirte para una entrevista de trabajo

No hay comentarios

Entrevista de trabajo suele ser sinónimo de nervios, ya que mostrar una buena imagen es muy importante, y hay muchos factores a tener en cuenta –la puntualidad, el lenguaje que utilizamos o la forma en que sonreímos.

Sin embargo, “solo contamos con siete segundos para causar una buena impresión. 

Por eso, la vestimenta es una de las cosas que más debemos cuidar en este tipo de situaciones. “En esos segundos nos fijamos principalmente en la cara y en la vestimenta de la persona, en ocasiones reparamos en algo característico como un color de pelo inusual o un piercing”, explica la experta. Pero hay vida más allá de la blazer negra y los mocasines.

“Cada vez se valora más la diferenciación, buscar un toque creativo, algo original para completar el look, como por ejemplo un bolso con una forma escultórica de un color que sorprenda, que se vea que eres una persona que puedes aportar en ese ámbito”, cuenta Sara Largo, asesora de imagen.

“Cada vez se valora más la diferenciación, que se vea que eres una persona que tienes algo que aportar”

Si ir a lo seguro es optar por los colores neutros y el aspecto minimalista, también la creatividad es una apuesta actualmente en alza. Lo más importante es conocer el ambiente de la empresa a la que vamos y elegir un look que no desentone pero ¿hasta qué punto no llamar la atención? “Aunque vayas a un despacho de abogados, o a una consultora y te ciñas a prendas sobrias, sí tienes que buscar un toque creativo”.

No queremos ir estrafalarios ni llamar la atención en exceso, pero sí que se acuerden de nosotros, dejar huella de alguna forma. “El toque original suma siempre, un brazalete especial o un bolso de diseño, sin llegar a ser extravagante”, ejemplifica la experta. “Diferenciarse con un toque especial es importante en cualquier área, más o menos controlado dependiendo donde vayas, si es una empresa creativa puedes explayarte mucho más y ser más atrevida”.

Siempre sin pasarse, recuerda que menos siempre es más. Las cosas llamativas en exceso, como un estampado muy exagerado, pueden restar credibilidad. “También es importante lo que transmiten los colores, que dan mucho juego en este sentido, dependiendo a donde vayas puedes tenerlo en cuenta: el rojo es un color muy sexual, debemos evitarlo en una entrevista de trabajo; el azul en cambio es un color que te hace parecer una persona sincera, el blanco también transmite sinceridad y honradez, el negro se asocia más al lujo”, enumera Largo.

¿Y qué hay de las zapatillas? “Solamente si vas a una empresa tecnológica, si vas a Apple, por ejemplo, sí puedes llevar zapatillas porque la gente que trabaja ahí va en zapatillas y vaqueros A lo mejor ahí basta que vayas demasiado formal para que no encajes con su estilo. Antes con el look formal ibas a todas partes, pero ahora tienes que saber bien a donde vas. Sobre todo en las empresas tecnológicas es mejor un look más sport”, explica Largo.

“Antes con el ‘look’ formal ibas a todas partes, pero ahora tienes que saber bien a donde vas”

Pero las zapatillas deportivas se admiten siempre que se lleven con estilo. “No basta ponérselas con un vaquero y una camiseta, sobre todo tienes que demostrar que eres una persona creativa y con estilo”, apunta la asesora, que recomienda combinarlas con un vestido, no sin antes advertir, eso sí, que no queda bien a todo el mundo.

“Para el común de los mortales a lo mejor es mejor combinar las zapatillas de deporte con un pantalón ancho y un top un poco más ajustado, sin ir demasiado ajustada. Aquí tienes que ser más creativa. También se admiten varios pendientes o incluso algún tatuaje”, añade.

Así que para quienes no vayan a trabajar en Silicon Valley, en los pies “mejor stilettos o sandalias bastantes cerradas. Y las uñas tienen que estar siempre perfectas y en colores naturales, no chillones”, subraya Largo.

Lo más importante es que optes por la opción más cómoda y con la que más guapa te sientas. “Es importante transmitir credibilidad, tienes que sentirte segura de ti misma porque al fin al cabo te estás vendiendo. Es muy importante que te sientas genial con lo que llevas”.

Si estás cómoda solo tienes que preocuparte por la entrevista, “la vestimenta apropiada es aquella en la que no tienes que estar pendiente de si se te abre un botón, te hace daño la sandalia o se te sube la falda”, incide la experta en comunicación Cristina Iguaz.

Vogue.es 

Adri Abraham

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s