Cómo vestirte según tu tipo de cuerpo

No hay comentarios

¿Qué es lo primero que piensas cuando abres tu armario? ¿Cómo construyes tus atuendos o decides lo que vas a usar? ¿En algún momento piensas en las metas específicas que tienes para este día y armas tu atuendo de acuerdo a ellas? No creo. La realidad es que, en especial cuando tenemos un trabajo estable y una rutina construida, no es normal que paremos cada día a pensar en nuestras metas del día o de la semana y nos vistamos pensando en cómo nuestra imagen nos ayudará a conseguirlas. No solo porque no sepamos cómo hacerlo, sino porque no entendemos la importancia de nuestra apariencia a la hora de conseguir nuestros objetivos.

Cuando tienes un sueño, gran parte de lo que logras con ese sueño tiene que ver con la primera impresión que das, pero déjame decirte que la primera impresión dura solo 30 segundos y en ese tiempo no es mucho lo que vas a lograr decir, o las capacidades que vas a poder demostrar.

Solo 30 segundos pueden hacer la diferencia entre una gran oportunidad y el rechazo.

Pero para construir esta excelente primera impresión, trucos y consejos no serán suficientes. Te ayudarán muchísimo y es por eso que hoy te compartiré varios, pero es importante que transformes tu imagen desde todas las dimensiones que te componen, para que tu nueva felicidad sea permanente y no de tan solo una novedad del momento. Es por eso que quiero invitarte a hacer parte de mi Asesoría de Imagen Personal, en el que podrás experimentar un hermoso proceso de transformación integral, con mi acompañamiento constante para que sepas siempre que vas por buen camino.

Pues bien, pasemos entonces a los trucos básicos y más importantes para que te empieces a vestir de acuerdo a lo que te funciona justo a ti. Para ello, lo primero que tienes que hacer es conocer tu cuerpo. Obsérvalo en el espejo con detenimiento, pero sobre todo con mucho amor. No queremos criticar, opinar o juzgar en este momento, solamente conocer y entender. Así que obsérvalo y analiza cuáles son sus partes más anchas, sus partes más angostas, las partes que te gustaría estilizar y en las que quisieras generar más volumen. Observa el largo de tu talle, (la distancia entre tu ombligo y la base de tu pecho) y el largo de tu tiro (la distancia entre tu ombligo y tu entrepierna). Revisa tu estatura, el largo de tus piernas y tu tronco y cualquier aspecto que te gustaría camuflar, pero sobre todo aquellos sobre los que te gustaría llamar la atención.

Este ejercicio te permitirá tener claros los puntos que quisieras modificar y te hará más fácil el reconocer tu tipo de cuerpo. Para ello observa también las líneas de tu cuerpo. Hay 2 grupos de tipos de cuerpo: los angulares, cuyas líneas son más marcadas y se pueden reconocer más ángulos rectos y los curvilíneos, cuyas líneas son mucho más curvas y suaves.

Cuerpo Rectangular

El primero de los cuerpos angulares es el cuerpo en forma de rectángulo. Se caracteriza porque sus hombros están en línea con sus caderas y no tiene una cintura definida. La idea en cualquier cuerpo es encontrar un balance y en este tipo de cuerpo, esto se logra con prendas que sigan las líneas de su silueta. Por eso es recomendable para ellos usar prendas de líneas rectas que NO marquen la cintura, contrario a una creencia errónea muy común en la que se marca la cintura con cortes o cinturones. Cuando tratas de marcar la cintura, se hace aún más evidente que tu silueta no la tiene muy pronunciada, por lo que es mejor crear líneas rectas, que generen la ilusión de que tienes cintura pequeña pero no se nota por la forma de la prenda.

También es muy favorable usar pantalones un poco por debajo de la cintura y usar tejidos con cuerpo o estructurados, es decir telas NO fluidas, más pesadas, como el denim y el dril.

Cuerpo Triángulo Invertido

El segundo de este grupo tiene forma de triángulo invertido, por lo que sus hombros/ espalda son notoriamente más anchos que su cintura y sus caderas. Lo principal en este cuerpo, para lograr balance, es llevar toda la atención a la parte inferior, por lo que se recomienda usar escotes lisos y sencillos, colores oscuros en la parte superior, evitando los estampados y detalles llamativos como boleros o telas muy voluminosos. En la parte inferior tienen toda la libertad, la idea aquí es jugar con estampados, colores claros, boleros, telas amplias, faldas en línea A, pantalones de bota amplia, entre otros elementos que puedan llamar la atención a la parte inferior.

Cuerpo Reloj de Arena

Pasamos entonces a los cuerpos curvilíneos. El cuerpo reloj de arena es similar al recta suave en que tienen una cintura muy marcada y los hombros y las caderas son proporcionales, aunque en estas 2 áreas tienen mucho más volumen que el cuerpo recta suave. Es por esto que son mucho más curvas y es aún más importante seguir las líneas del cuerpo y marcar la cintura con cinturones, metiendo la camisa dentro del pantalón y con otras prendas que marquen esta área como vestidos con corte en la cintura o chaquetas entalladas.

Cuerpo Triángulo

Nuestro segundo cuerpo curvilíneo es el cuerpo triangular. Son mujeres cuyas caderas son notoriamente más amplias que su cintura y sus hombros. Puedes reconocer este tipo de cuerpo si la mayoría de veces los pantalones te quedan de muslo pero te quedan muy grandes en la cintura. Es importante que en este caso trates siempre de buscar un pantalón que te quede bien en el muslo y lo lleves donde una modista para que ajuste tu cintura. Así, para encontrar un balance, el objetivo principal es llamar toda la atención a la parte de arriba, jugando con detalles como colores claros, estampados, boleros, prendas voluminosas y otros elementos vistosos en la prenda superior. 

En la parte inferior, procura usar pantalones que caigan rectos desde la parte más ancha de tu cadera y faldas de líneas simples, pues no quieres generar atención sobre esta zona.

Cuerpo Ovalado

Finalmente, el cuerpo ovalado se caracteriza por tener el mayor volumen concentrado en la parte del abdomen. No necesariamente son mujeres de tallas grandes, solo que tienen mayor volumen en su abdomen y no tanto en sus hombros y caderas. Lo importante para estas mujeres es usar las blusas siempre fuera de los pantalones y ubicar todos los detalles arriba de la línea del busto y debajo de la línea de la cadera. Los cortes asimétricos, así como las faldas asimétricas en forma de A, serán particularmente favorecedores, pero siempre procura que nada sea muy pegado o ajustado.

Si te gustaría conocer mas sobre tu cuerpo, no dudes en escribirnos

Adri Abraham ✨💛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s